Taller de cocina, una herramienta para la inclusión

Taller de cocina, una herramienta para la inclusión

Este taller lo ha puesto en marcha  la agrupación Teabrazo Puerto Varas este año. En esta actividad pueden trabajar los miembros de la organización diferentes objetivos. El primero, es lograr desarrollar las distintas praxias habituales en la vida diaria.
Se trabajan elementos como la lengua, las matemáticas, la comprensión, la espera, la responsabilidad compartida, para conseguir un objetivo común y se potencia la atención del grupo. Cada niño, además, es la persona responsable de una parte de la receta, de manera que han de ser capaces de esperar su turno, así como poner atención a lo que hacen puesto que de ellas y ellos depende la consecución del trabajo de todo el grupo.
El taller de cocina no sólo  ayuda a niñas y niños en la adquisición de conocimientos y habilidades, sino que también, es un paso importante dentro de su integración. Se entiende que la diversidad con la que trabaja (menores de diferentes edades en el mismo espacio y tiempo) es una ventaja, dado que se ayudan entre ellos cuando hay dificultades, lo que se traduce en aprendizaje colaborativo, perder el miedo al fracaso, aprender a trabajar en equipo, a no ser competitivos, lograr desarrollar amistades, relaciones sociales, etc.